Luego de las etapas de prueba de concepto y de estudios pre-clínicos acompañamos a la industria farmacéutica en las fases clínicas posteriores, haciendo los ajustes necesarios a las aplicaciones, quedando vinculados a cada proyecto mediante contratos de co-desarrollo, con hitos predefinidos, y a acuerdos de licencia para las etapas comerciales de los desarrollos.